Cabritas de Caramelo. Sin Azúcar

Aaaaaa! tanto que contar! tanto que ha pasado!
Tuvimos uno de esos fines de semana en donde pasa de todo! con decirles que hasta un concurso me gané! (Se viene esa historia también!)
Mis pollos se efermaron y Vicente nos hizo pasar un susto tremendo!
Además empezamos a hacer el marco para un huerto en el patio de atrás (que era puro cemento)(Y ese es otro post que también se viene, porque hace tiempo que no hago un DIY).
En fin! estuvimos DEMASIADO acontecidos! cero tiempo para aburrirse y cero tiempo para cocinar!
Es por eso que amé esta receta y este método que les voy a contar.
Qué es?
Como dice el título, son cabritas de caramelo, como las del cine. Iguales a las del cine!! pero no tienen ni una sola gota de azúcar!
Son deliciosas y hay miles de otras variaciones más que se pueden ir probando!
Yo hoy se las muestro simples y con chocolate. Para chuparse los dedos! (en serio, porque quedan cerdos jaja)
En fin, se las iba a mandar a la Oli de colación el viernes. Colación compartida.
Pero la Oli amaneció con una fiebre tremenda, así es que no quedó otra que comérselas viendo los Backyardigans ! 👌
Por un lado fue mejor. Un mini regaloneo para la enfermita de la casa. Que rico poder comer cabritas como en el cine, pero viendo monitos! (aunque ella nunca ha ido al cine. Deberíamos llevarla 🤔 )
Finalmente hice la receta 3 veces; Una mal (como decía el paquete de maiz) , una súper bien y la tercera igual pero ya como una experta y es por eso que quiero darles el método también!
Es el mejor! Nunca más andar sacudiendo una olla caliente! qué peligroso!! nononono

Lo encontré buceando la web y nunca más voy a hacer cabritas de otra manera.
Todo bien el microondas, pero en la olla tienen un romanticismo de tiempos antiguos. No sé porqué pero me recuerdan al campo.
Quizás es uno de esos recuerdos pre-memoria… (Los han cachado?)

Les doy la receta paso a paso, para que como yo, se vayan un poquito hacia adentro con nostalgia de una infancia en los 80.

Ingredientes:
– Aceite. Una pequeña película para cubrir la superficie de tu olla.
– 1/3 taza Maiz para Cabritas.
– 1/4 taza Bake Stevia de Naturalist
– 1/4 cucharadita de sal semi gruesa.

Instrucciones:
Lo primero es que tienes que hacer es prepararte.
Las cabritas se hacen en dos segundos y si es que estás paveando en la cocina, vas a tener cabritas por todas partes. O peor! cabritas quemadas por todas partes!
Así es que mide tus ingredientes en posillos o las típicas medidas para hornear. Ponlas cerca de la olla en la que las vas a hacer. Todo cerca. Preparada como si fuera un concurso.
Lo segundo es que en lo posible, usa una olla antiadherente. Si es que no tienes una, vas a tener que usar más aceite…

Entonces…
1. Ingredientes listos!

2. Olla e ingredientes listos!

3. Ten a mano una cuchara de madera. Una que uses solo para cosas dulces!
Si es que no tienes una, acuérdate de comprar una la próxima vez que vayas al súper o a la feria.
Nada más asqueroso que comer un postre pasado a sofrito.

 

4. Calienta el aceite y agrega el Bake Stevia. 
Este endulzante se derrite más lento que el azúcar. Y se vuelve líquido… Eso es lo que quieres.

5. Cuando el Bake Stevia está líquido, agrega cuatro granos de maíz. No más!
Ten la tapa lista en tu mano por si explotan. Espera a que los 4 hayan explotado y con la rapidez del rayo, tira el resto del maíz en una sola capa (que no queden unos arriba de otros)

 

 

6. Sacas la olla del fuego y esperas 30 segundos. 
A los 30 segundos, la vuelves a poner en el fuego. CON TAPA!
Los treinta segundos que estuvieron en el aceite caliente, pero no directamente al fuego, calentaron el maíz uniformemente. Y lo calentaron lo suficiente como para que después pongas la olla al fuego y revienten todos al mismo tiempo.
Y eso es lo que pasa! Todos revientan juntos y no hay que estar moviendo la olla de un lado para otro ni de arriba a abajo.
Cuando pasen 2 o 3 segundos entre cada bombazo, lo apagas.
7. Agrega la sal y revuelve con tu cuchara de madera, para que el caramelo quede en todas las cabritas.
No revuelvas mucho eso si, porque se desarman los montones de cabritas que son lo más rico!

Y listo! Tu primera versión de cabritas de caramelo está lista!

Luego la segunda. Mmmmmmm! De Chocolate!!!

  1. Prepara la salsa mágica de chocolate de mis “Trufas post torta” o derrite el chocolate que más te guste.
  2. Toma montones de cabritas y rocíalos con esta salsa por encima.
    La forma más fácil es con una cucharita chorrearles por encima como si fuera una brocha y tú fueras Jackson Pollock.

Déjalas enfriar un ratito en el refri. O frizer para sacarlas más rápido.
Leeeeesto! Una delicia!

Yo las amé! y no me aguanto de seguir probando otras versiones!

Imagino que con canela, deben quedar deliciosas! y otras con caramelo de Toffee… También me imagino un toffee con cabritas arriba… o … ay! imagino tantas cosas!!!

Amo las Cabritas! No se nota!? jajajaja
Y eso que yo no como granos!
Pero por estas delicias me salgo de todas las dietas. Además no tienen azúcar.
Me doy permiso!

Dense permiso ustedes también!

Como siempre, hagan la receta, me cuentan, show me some love! dele like! comparta!

Comments are closed.