Estofado de Kale y Garbanzos. Simple y delicioso!

Han pasado muchos días desde que escribo con una nueva receta.
Muchos cambios en el hogar, muchas mañas sobre todo!
Alguna más con niños de tres años? Están disfrutando esas pataletas maravillosas llenas de gritos? Están disfrutando la hermosa vista de verlos arrastrándose por el suelo? Los momentos increíbles en donde crees que ya todo pasó y zafaste sin pataletas? Pero ahí viene, sigilosa… esa pataleta tipo 6 / 7 de la tarde… ahí viene jajajaja!
Así estamos acá.
Mis hijos son maravillosos y los amo. Pero pucha que cuestan los tres años!! (La etapa del gordo ya la viví. Está en pleno tocar enchufes y creerse eléctrico… pero es cosa de prepararse y asegurar la casa… )
Los tres años son como si quisieran desafiarte en todo. Demostrar quién es el jefe del hogar, pregunta del censo que claramente está respondida ahora.
La jefa del hogar es la Oli. Y como es intensa para contar chistes, bailar, abrazarnos y conversar de cuentos de amor, también es intensa para rebelarse contra todo. Desafiarme y pelear conmigo tipo guerra mundial Z.
A veces pienso que si mis vecinos me siguieran en instagram, dirían: Claro… Publica fotos hermosas de sus hijos pero se la pasan peleando!
Pucha, es verdad. :(
Hemos peleado harto últimamente y eso me tiene la cabeza ocupada en otras cosas… menos comida. O menos variada!
Todo se ha tratado del pan de masa madre. (Que tengo que subirles la receta de principio a fin!)
Y bueno… he dejado un poco de lado el blog. Me perdonan?

Pero hoy les traigo una receta simple simple, rápida rápida y rica rica!
Hace más o menos dos meses que estamos comiendo casi nada de carne o pollo … (cerdo nunca comimos)
A veces comemos pescado y no hemos dejado ni los huevos ni los lácteos.
Es todo parte de revelarnos un poco en contra de la industria, que es horrorosa e cruel y atroz de contaminante…
En fin… es tema para otro día.
Así es que los #Lunesincarne se han convertido en #Yanuncacomemoscarne y este tipo de receta nos hacen sentir la pancita calientita y regaloneada!
Los garbanzos son mi nuevo ingrediente favorito y además después pueden hacer una sub-receta con el aquafaba! (líquido de las cajitas wasil) Por ejemplo mi Mousse de Chocolatecon Aquafaba! que TIENEN que probar!
De todas maneras esta receta también se puede hacer con los garbanzos cocidos en casa… Pero para la receta simple y rápida, usaremos las cajitas Wasil.

Y bueno… ya saben que soy fan pero FAN del Kale!
Lo amo!
Me gusta su sabor, me gusta la textura… me gusta en tortillas, ensaladas, sopas, etc etc…
Es una delicia y la cantidad de nutrientes y beneficios que tiene, son incomparables.
Aunque lo que más me gusta es la facilidad con que se da en el patio. Es algo que todos deberíamos tener plantado en nuestros patios o maceteros. Tan pero tan simple!!
Ni mucha agua, ni tanto sol… Y aunque es verdad que algunas horas de luz, le tienen que llegar… es un vegetal que soporta muy bien el frío!
Y si no tenemos el espacio, podemos plantarlo más seguido y cosecharlo como baby kale… Just saying…
Planta Kale! Guarda sus semillas, plántala siempre!

Lo que me lleva a la receta.
Es un Estofado de Kale y Garbanzos. Rico para calentar la guatita en esta última patita de invierno, pero fresquito y liviano como para comer al almuerzo o incluso en la noche.
Tiene proteína y fibra, pero sobre todo mucho mucho sabol!


(Foto: Red Russian Kale, la de mi patio!)

Ingredientes:
– 4 Tazas de agua
– Dos atados de Kale (Mi favorita es la Toscana, pero solo tengo plantada Red Russian, así es que la tengo que comprar).
– Dos cajitas de garbanzos Wasil (guarda el líquido!)
– 1/2 cebolla grande (o 1 mediana)
– 3 Zanahorias medianas
– 1 tarro de Tomate en Conserva
– 1 Cucharada de Orégano
– 1 Cdta de Aliño completo
– 1 Cdta de Paprika
– 1 Cdta de Cúrcuma + Pimienta o Pasta de Cúcuma
– 1 Ramita de apio (las hojas sirven)
– Algunas hojitas de cilantro
– Ajo es opcional
– Aceite de Oliva


(Kale Toscana: La que compré)

Instrucciones:
Yo hago la mayoría de los estofados y guisos en mi Kitchen Robot de Easyways. Solo porque se revuelven solos mientras yo puedo hacer otras cosas.
Además me pica los ingredientes y los sofríe! osea AMOR!
Pero también se puede hacer con una olla normal ;)
Lo primero que tienes que hacer es cortar la cebolla y rallar la zanahoria para hacer un sofrito (Si es que el sofrito es tu fuerte y lo haces delicioso… entonces dale con tu receta de sofrito, somos súper flexibles acá ;) jaja)
Cuando la cebolla está transparente, agrega los aliños y los garbanzos ya colados.
Revuelve y deja que se bañen y fiesteen en todos los sabores que agregaste.
Después agrega el tomate en conserva, la ramita de apio y el agua.
Deja que hierva todo por unos minutos y luego chequea que esté bien de sal y pimienta.
Luego agrega el Kale cortado como cortarías una lechuga costina. Y deja que hierva todo junto por 5/10 minutos, dependiendo de lo blandito que te guste el Kale. A mi me gusta crunchie, así es que con 5 minutos para que suelte su sabor, es suficiente.
Y listo!
Opcional decorar con alguna semillita tipo semillas de zapallo o almendras fileteadas.
Obligatorio decorar con cilantro antes de servir!

Esta es una súper receta para salir del humus o los garbanzos a la chilena! (dos recetas que me encantan también) Pero a veces para conseguir que todos subamos los ánimos y dejemos de pelear a la hora de las guaguas, hay que ir variando!

A nosotros nos encantó y ya entró triunfante al repertorio del hogar Varas Walbaum!
Háganla y me cuentan y PLANTEN KALE, que es un súperalimento muy agradecido y fácil de cultivar!

Si es que les gusta denle like y compartan!
Recuerden que…

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*