Frittata de Espinaca Champiñón y Queso Azul

Aunque disfruto mucho haciendo postres, quequitos y pancitos. Tengo que cocinar cosas para almorzar y comer en la noche!
Jaja no puedo alimentar a mi familia de queques todo el rato. Y es por eso que voy, de a poquito metiéndole cosas al menú de la semana.
Como siempre están los clásicos a los que estamos acostumbrados todos los chilenos y otros que vamos sacando, para dar espacio a otro tipo de comidas.
No digo que el budín de zapallito italiano no sea rico! pero yo por lo menos llevo 32 años comiéndolo 1 vez a la semana!
Así es que tomé la decisión de hacer un cambio a cómo comemos en la casa. Darle un sabor distinto a las comidas y de paso incentivar a mis hijos a que prueben más cosas. Yo nunca he sido mañosa. De hecho todo lo contrario! Pero la Oli, está mostrando unas actitudes entre pataletescas y mañosas que NOT. No quiero que siga con esa actitud, así es que le cambio el menú a cada rato para que no se acostumbre a nada jajaja (jugando con la mente de una niña muajaja)
Y bueno… Lo primero que pasó bajo el nuevo régimen, fue el budín de zapallitos, por ser un plato clásico de la casa y de mi familia.
Lo primero fue dejar de decirle budín.
Hacer algunos cambios para decirle con toda autoridad, frittata.
Dilo en tu mente con acento italiano: Frittata!
cambia la cosa o no?

Bueno… la Oli me dijo, qué hay de comer? y yo le dije con voz de Italiana FRITTATA de zapallo italiano y PAW! 💥 le encantó… Hay que pensar que cosas tan simples como esas son las que les llaman la atención a los niños. Y no solo a los niños! ojo! 👨🏻
Luego de cambiar un poco la receta del budín de zapallito, para decirle Frittata de Zucchini (waaaaaaa!). Empezamos a probar otros sabores… Y también a darnos cuenta de que las Frittatas son el plato perfecto para comerse todas las sobras del fin de semana!
Es por eso que es maravilloso para el Domingo en la noche. O para los Lunes! O para cualquier día en que tu refri esté lleno de sobras! O también se puede jugar con sabores clásicos que sabes que van bien, como en esta receta que les voy a dar ahora.
Frittata de Espinacas, Champiñones y Queso Azul 😎

Ingredientes:
– 4-5 Huevos Grandes
– 1 Bolsa de Espinaca (Usar solo las hojas y las partes tiernas de los tallos)
– 1 Zapallo Italiano
– 1 Bandeja de Champiñones
– 1/2 Pimentón rojo
– 1 Cebollín entero
– Queso Azul
– Sal / Pimienta
– 1 cucharadita de Orégano y una cucharadita de Paprika

Instrucciones:
Precalienta tu horno!
Cortar el zapallito y el pimentón en cuadritos chicos, cortar los champiñones en cuartos y el cebollín en rodajas.
Sofreír todo junto en un sartén u *olla. Agregar especias.
Agregar espinaca lavada, cortándola con la mano a medida que la echas en la olla. Que quede grande.
Dejar que la espinaca se cocine un poco, pero que no quede mustia!
Es simplemente hasta que cambie de color a un verde fuerte y se ablande solo un poco.
*Y aquí está la gracia de la frittata. Se cocina en un sartén todo y después se le tiran los huevos encima, para seguir cocinándose en el horno…
Pero no todo el mundo tiene de esos sartenes con mango de fierro o sartenes de hierro fundido. Es por eso que siempre está la posibilidad de hacerlo en una olla y después transferir todo a una fuente de horno antes de echar los huevos.
Entonces…  bate los huevos en otro recipiente, con un poco de sal y pimienta. y cuando ya están bien mezclados, los tiras a las verduras salteadas.
Si lo hiciste en un sartén con mango de fierro, esto lo haces todo en el mismo lugar.
Si lo hiciste en una olla, traspasa todo a una fuente apta para horno y luego echas los huevos batidos arriba.
La cosa es que los huevos van por arriba.
Luego esparces el queso azul por encima y al horno por 20/25 minutos o hasta que se dore por arriba.
La cantidad de queso azul es opcional. En el caso de nosotros, para compartir la receta con los niños, lo hicimos con la mitad del queso azul (nunca lo habían probado). Pero quizás a tu quieres ponerle más y está todo bien! Eso si no le pongas menos de la mitad! porque entonces la Frittata pierde ese Wow factor que le da el queso azul derretido y doradito.

El resultado?
A la Oli (3 años) hubo que sacarle el queso de arriba. Pero para ser justos, cuando se hacen cosas con queso normal, también hay que sacárselo. De a poco hemos ido notando que no le gusta el queso derretido a menos de que esté tapado, como en una empanada 😒
A Vicente (1 año) en cambio le encantó. Hasta pidió más.
Lo serví con papitas doradas al horno (un clásico) y una ensalada de repollo morado, que está en plena temporada y pucha que es rico! lo amo! (en serio, tengo una obsesión con el repollo morado aliñadito)

Y bueno… eso es todo!
Denle una vuelta al Budín de Zapallito Italiano!
Quizás hasta con un poco de música italiana y una copita de vino!  (🙊)

Espero que les guste y que lo hagan!
Y que si es que lo hacen me comenten y compartan!

One Comment

  1. Pingback: Menú Semanal – Mamá Pollo