Un Fashion Emergency a los lunes de Legumbres!

Lunes de legumbres… porqué? Porqué el lunes?
He estado preguntando por los menús de otras mamás y lo que más se repite (y me incluyo en esto) es: Lunes Porotos.
Granados, con riendas, o simplemente lunes legumbres… Porqué? no tengo idea. Pero es hora de hacerle un fashion emergency.

Desde que la Oli empezó el Jardín la primera semana de Marzo, que decidí ponerme las pilas con la minuta de la casa.
Dejar de comer tanta carne en la semana y darle más protagonismo a las verduras y otros tipos de proteínas.
Tener más resueltos los menús para la semana y así poder tener más resuelto el presupuesto del supermercado. Que con 2 trogloditas y 2 minitroglos, no deja de ser!
Es así como llegué al lunes de legumbres y me propuse hacerlo un poco más entretenido que mi lunes de legumbres de infancia. (Pésimos recuerdos).

A mí personalmente nunca me gustaron mucho las lentejas, hasta que embarazada de la Oli, se me empezaron a antojar! PLOP!
Aún así, después del embarazo, no es que las ame con todo mi corazón… hasta hace dos semanas atrás. Cuando navegando por pinterest, encontré la receta de este Fashion Emergency.


Esta receta no solo es exquisita, sino que huele maravilloso. Es como parecido al olor que sale de una olla de carne mechada, pero sin tener una gota de carne. 
Y lo que hace que huela tan rico es la combinación de la salsa de tomate con las hierbas y especias. todas haciendo lo suyo dentro de la olla por un montón de rato. obvio… si las mejores recetas se demoran!

Para mis troglos, lo acompañé con arroz blanco (con ajo) y un chorrito de yogurt natural.
Para mi, con arroz de coliflor. y no voy a mentir… el plato de los demás me hacia llorar el alma!
El mío no estaba tan malo tampoco…  Solo menos “redondito” y amoroso jaja
Mi plato era como la hermana fea y huesuda 😂

Imagínense el nivel de deliciosidad, que la Oli y Vicente me acosaban para comerse el plato de la foto! Jaja! 
– “Mamá quiero comer de eshooo!” y Vicente: “am am am am”!


Demasiado tiernos! Desesperados por sus lentejitas! 

Y bueno, les cuento cómo se hace!

Ingredientes:
– 1 taza de Lentejitas de 4mm
(El tamaño es importante por la presentación y el tiempo de cocción)
– 1 tarro de salsa de tomate o tomates triturados. No usar salsas procesadas tipo tuco etc… Las Centauro en la parte de las conservas es súper buena.
– Cilantro puñado cortado mini y otro poco para decorar
– 1 Cebolla pequeña
– Pedacito de jengibre
– 1 cucharada de semillas de comino
– 2 o 3 dientes de ajo
– 1 cucharada de cúrcuma
– 1 cucharada de curry en polvo
– 1/2 taza de leche de coco (se puede reemplazar por caldo de verduras o agua)
– Sal y pimienta a gusto
– 2 zanahorias ralladas
– Algún picantito para servir (opcional)

Para preparar, hacer un sofrito con el ajo, la cebolla y la zanahoria rallada.
Agregar comino, jengibre rallado, cúrcuma rallada o en polvo y cilantro cortado pequeño.
Dejar que los ingredientes se conozcan un ratito.
Agregar la salsa de tomate o tomates triturados. Darle unos minutos al asunto.
Agregar las lentejas y 3 tazas de agua o caldo de verduras (real! no caldo maggi!!!)
Revolver y cocinar a fuego lento (revisando y revolviendo de vez en cuando) por 40 minutos o hasta que las lentejas estén blanditas.
Al final agregar la leche de coco o más agua en el caso de que haya quedado muy espeso (consistencia a gusto)
Probar y luego Salpimentar.
Importante: Cuando echas sal a tus sopas antes de que todo esté cocinado, corres el riesgo de que se concentren demasiado los liquidos y quede muy salado. Mejor hacerlo al final :)

Para servir:
En un bowl agrega dos cucharones del guiso (o una si es que no eres tan 🐽 como nosotros).
Luego, llena una mini taza de arroz y aprétalo un poquito.
Entonces con mucha seguridad, das vuelta la taza de arroz sobre las lentejas.
Finalmente decora con hojas de cilantro sueltas por ahí (yo no tenía así es que usé ciboulette)

Un último detalle!
Obviamente estas recetas quedan mejor con arroz Basmati. Pero si es que no tienes, no te preocupes. Cualquier arroz de grano delgado sirve también.

Y eso es todo!
No es que el otro tipo de lentejas sea malo… pero es rico ir variando. Y el lunes de legumbres no tiene porqué ser siempre igual.

Comments are closed.