Ponerle patitas a un saquito de dormir

Ok. Ya empezó el otoño, las noches están más frías y tú guagua está más grande!
Lo bueno es que todavía le quedan bien los saquitos de dormir que usaba el invierno pasado…


Lo malo es que ya se para o derechamente camina y si se trata de parar con uno de esos UUUUF!
charchazo contra el suelo! o no?

ES ESTA TAMBIÉN TU SITUACIÓN?
Era la mía por lo menos y en un momento me desesperé cachando la cantidad de pijamas que tenía que comprar este mes!
Primero marzo, con sus matrículas y permisos de circulación y ahora abril toda la ropa les queda chica x 1000!!
Fue como un momento de NOOOOO! hasta que recordé los saquitos de invierno y se me ocurrió que debía ser facilísimo ponerle las patitas. Y así fue y por eso les traigo la papa, para que lo hagan en sus casas o lo manden a hacer a su costurera más cercana.

Además…

No encuentran que es una locura, que en este tiempo en donde sabemos que TENEMOS que tener conciencia con el medio ambiente, sigamos comprando cada vez que algo les queda chico?

Compremos usado, arreglemos, heredemos… economía sustentable!

No sé porqué está tan mal visto aprovechar al máximo todos los recursos! Una cosa de plata? Status?
Bueno filo… la cosa es que en USA está mega de moda este término: “Frugal” “Frugal Mom” “Frugal Life”
Qué significa?
En Wikipedia dice: “la adquisición de bienes y servicios de manera mesurada y recursiva usando bienes y servicios propios para conseguir objetivos a largo plazo”

Y eso es ! Seamos Frugales! Ahorremos, revivamos el oficio de la costurera que no tiene cómo competir con H&M.
Y yo lo entiendo porque yo también le compro ropa a mis hijos a cada rato. Porque son gigantes y todo les queda chico a cada rato…
Pero lo que se pueda arreglar o heredar… yapo! Hay que ponerse las pilas.

Entonces!
Cómo ponerle patitas al saquito de invierno?
Fácil! y yo les voy a mostrar 2 métodos, uno más fácil que otro.

Necesitas:
Saquito o saquitos… (es tan fácil que vas a querer hacer miles)
Máquina de coser
Tela de polera o mejor… Una polera vieja para romper.

1. Hay que hacerle la forma al saquito. Cortarle esa como media luna para que queden como bombachos.

Yo lo corté directamente cosiendo con la Overlock en forma de media luna. Pero si no tienes overlock, simplemente cortas y luego coses a máquina con punto zigzag.

2. Hacerle los hoyitos para las piernas. Para esto puedes usar un pijama o pantalón de buzo, para guiarte con el tamaño del hoyo.

3. De un pedazo de tela de polera, cortas un rectángulo del tamaño del hoyo x2. Se entiende? Es para que el total sea todo el tamaño de la circunferencia del pantalón de buzo o pijama que usaste de ejemplo.
(Yo usé un retazo mega picante que tenía botado. Es muy muy poco lo que se usa)


Toma un lado del rectángulo y coses, formando un círculo o anillo de tela. Luego lo doblas a la mitad de largo y lo coses al pantalón.

Se entiende todo mejor al mirarlo en la foto.



Y ya está! Hazlo con el otro lado y listo!


Ahora para el método más fácil que existe:

Sigue todos los primeros pasos de la forma anterior.

Luego corta las mangas de una polera vieja (de tu guagua!) y se las coses al saquito.

CHANCHANCHAN! No sé porqué no pensé en esta forma antes jajaja!

Pero sirvió para el tutorial, por si ustedes no tienen poleras viejas de guagua y solo tienen de adulto.



BONUS: Las guaguas se ven mucho más ricas con saquitos tipo teletubis que con pijama.

Así es que piénsalo… tienes alguno guardado. Házlo tú misma o mándalo donde una costurera.

La ventaja es que debajo solo le pones un pilucho, o quizás un pilucho y patitas? (Yo solo le pongo pilucho debajo)

Te ahorraste los pijamas hasta como los 3 años.

You’re welcome 🙊

Jajaja

Compartir es amor!

Comments are closed.