Tote para recolectar Huevitos!

La Oli estuvo todo el fin de semana en la casa de sus abuelos y nosotros pudimos descansar un poquito. (yay!) Pero poooobre! Llegó hoy y fue un súper mal comienzo de semana.
Quería quedarse allá!! Y verme fue como un cachetazo de vuelta a la realidad (buuu!)
Toda la vida ha sido así! tan sociable!
La primera vez que la dejamos al cuidado de alguien en otra casa, fue en la de ellos y ustedes creen que se despidió? que me echó de menos? jajaja NOT
Y bueno… para que hoy no siguiera llorando y me volviera a querer, hicimos una manualidad por vísperas de semana santa. Pero en realidad esto se puede adaptar a cualquier festividad del año.

Es cortito de hacer y lo único malo es que hay que hacer chorrocientas bolsitas porque, por lo menos la Oli, se envició y no había cómo quitarle las pinturas!

Así es que aquí va!
Materiales (para 2 bolsitas):
– Un rectángulo de 60x70cm de la tela que ustedes quieran usar. El ideal es que no sea muy poliéster, sino más bien algodón. (La pintura se fija mejor en fibras naturales)
Ojalá sea clarita, para que se necesite menos capas de pintura.
– 4 tiritas de 3x70cm
– Pintura de tela
– Papel sticker o papel normal + alfileres.

Herramientas:
Máquina de coser con hilo.
Alfileres
Pinceles.

Opcional pero absolutamente recomendado. UN DELANTAL

Partimos con el rectángulo de tela y lo doblamos por la mitad a lo largo.

Luego doblamos 1 vez más a la mitad y cortamos en ese doblez.

Y a coser!
Cosemos todo el borde, dejando la apertura de arriba. Después hacemos un doblez en esa apertura, que será nuestra terminación.
Esta terminación se hace doblando la tela una vez y luego otra vez sobre ese mismo doblez, como en el foto. Y coser.

Ahora tenemos una decisión que tomar. ¿Lo dejamos así o doblamos una vez más? Yo prefiero la segunda opción. Creo que se ve como más PRO.
En la foto se ve la diferencia…
Si es que quieres hacer la versión “más Pro”, tienes que doblar una vez más la tela, pero de adentro hacia afuera y coser.

Y ya está lista la parte Tote! Ahora solo faltan los tirantes.
Corta 4 tiritas de 3 cm de ancho x 70 de largo.
Dóblala en 3. (Si te ayuda, puedes ir planchando la tela para ir marcando)
Monta un lado sobre el otro y vas cosiendo o planchando y luego cosiendo.
(En la foto se ve bien)

Cuando tengas las 4 tiritas cosidas, es hora de pegarlas a las bolsas.
Dobla la bolsita por la mitad.
Con un alfiler agarra una tirita a donde quieres que vaya. Luego das vuelta la bolsa y agarras el otro lado de la tirita a la bolsa, tomando como ejemplo el lado anterior.

Después abres la bolsa y te guías con la tirita ya pegada, para pegar la segunda.
Coser!

Ahora vas a doblar en dos, una hoja de papel sticker y vas a dibujar un huevo. Lo más grande que puedas!
Luego vas a cortarlo con un tip-top.
Pega la parte de afuera del sticker sobre la bolsa.

TIP: Si es que tu hij@ no sabe guiarse por las líneas todavía, puedes pegar un par más de papeles a modo de barrera.
Y a pintar!

Pero con delantal!
Otro TIP!
Para que no se gaste toda la pintura, ni mezcle todos los colores con ese ansioso pincel, pon un poco de pintura sobre una cápsula de cupcake, dentro de un molde de cupcakes.
Ahí tienes una bandeja de colores que puedes ir administrando mucho más fácil y ordenado! Además nada que lavar! (bueno, quizás los pinceles) Pero lo bueno es que al final botas las cápsulas y el molde sigue tan limpio como siempre ;)

Último TIP!
Quédate junto a tu monstruo!
Yo fui a hacer pipí y volví y había mezclado todos los colores, creando un gran huevo café jajajaja!
Luego lo arreglamos un poco con otros colores… pero para que esto funcione y quede lindo “casualmente”, dale los colores que crees que combinan y quédate ahí enseñándole a no pintar un color sobre otro y sobre otro y sobre otro.
Porque mi teoría es que la Oli se envició y ya no le importaba como quedara el huevo. Solo quería seguir pintando!
Así es que tuve que enseñarle a no mezclar y después además pasarle otro pañito para que pintara. Y el último pañito fue el que más lindo quedó.
Para terminar simplemente sacas el sticker y shastá!

En la primera foto, el huevo café “arreglado”
En la segunda, el huevo ordenadito.
En la tercera, el pañito que quedó hermoso y creo que lo voy a hacer cojín para su cama. <3!

Es una linda actividad que como ven, se puede adaptar a lo que sea.
Hoy puede ser un Tote para recolectar huevitos en semana santa. Mañana uno para halloween y pasado, un cojín para su pieza o la tuya!
Coser y pintar!
Fácil!