Trufas Post Torta

Se acuerdan de la torta de Vicente?
Para los que no recuerdan o no vieron o nos saben… No se avergüencen… Ahora se pueden poner al día. Léanlo aquí ;)
La cosa es que hay una parte del tutorial en donde la señorita Inglesa le corta la parte redonda de arriba a los dos bizcochos…

Pero si es que me leyeron la semana pasada, sabrán que yo arruiné los primeros dos. Así es que tenía muuuchas sobras post torta!
Mejor para nosotros y la receta de hoy!

No sé si lo mencioné en el post anterior… pero los bizcochos, todos, los hice sin azúcar… así es que quería seguir con la misma dinámica.
Me pasa que cuando hago postres, siempre pienso en la Oli. Y es mala onda, pero ella simplemente NO DEBERÍA nunca comer azúcar.
Le hace mal! Todos sabemos que la azúcar hace mal, pero cuando ves la reacción de un niño de menos de 3 años… Cuando ves cómo les cambia el ánimo. La subida que tienen y el bajón después… Cuando ves eso, crees que estás mirando a un jalero. Pero no. Es un toddler azucarado total y es freak.
Quizás en pocas cantidades no pasa… pero aún así yo prefiero (si es que se puede) hacer todo sin azúcar, pero hacer cosas ricas igual!
(Las recetas están en las dos páginas que di en el post anterior y solo hay que pasarlas por google translate para entenderlas. A las dos, solo les cambié la azúcar por endulzante. Dos ideas son: Xylitol o Naturalist Bake Stevia).

Entonces, para las trufas de hoy:

– Bizcocho que tengas
– Chocolate amargo en polvo
– Endulzante que prefieras
– Esencia de Vainilla
– Aceite de Coco. El mío lo compré en Aldea Nativa. Caro. Busque con tiempo para no pagar de más.
– Leche de Almendras. Comprada en el Lider.
– Almendra molida para decorar

Para empezar, tienes que moler el bizcocho y que te quede como miguitas muy muy chiquititas.
Luego mojas esto con un chorrito de leche de Almendras. (Si no tienes, puede ser agua), unas gotitas de endulzante (a gusto) y una tapita de esencia de vainilla. Mezclar.
Tiene que quedar como una masa de galleta. Juntable con las manos.
Después haces pelotitas con esta masa y las dejas reposar en el refrigerador mientras haces la cobertura.

Para la cobertura mezclas el chocolate amargo en polvo con tres cucharadas de aceite de coco derretido. Líquido.
Esto es muy al ojo… creo que deben ser tres cucharadas de chocolate amargo? Pero la mejor forma de saber si es que está bien, es que te tiene que quedar como el batido para hacer panqueques. Ese espesor… quizás incluso un poquito menos espeso. Vas a saber ;) confía en ti eaea!
Luego sacas del refrigerador las bolitas y las pasas dentro de la mezcla de chocolate y las sacas con un tenedor (sin pincharlas!) y dejas que caiga todo el exceso de chocolate.
Cuándo ya gotee casi nada, dejas la bolita ya cubierta en chocolate, sobre una bandeja con papel mantequilla.
Repite esto con cada bolita.
Cuando ya están todas cubiertas, las espolvoreas con almendras molidas o coco rallado o pepitas de esas de colores para decorar… lo que quieras.
Después al frizer por un rato o al refri por más rato.

Para una versión para adultos, recomiendo SERIAMENTE darles un “qué sé yo” con pisco, ron o el licor de su preferencia. En serio. Do it.
Y listo!
Si lo haces con la torta de cumpleaños, ya tienes dos cosas para comer!
Torta y trufas con el mismo bizcocho
Wah Paw! 👊

 

Compartir es amor!