Un Huerto en el Patio

Empiezan los días bonitos y ya se nos van haciendo agua los dedos a los jardineros de corazón!
Yo vivo viuda de la primavera y del verano! Y ansío con toda mi alma el final de agosto. Cuando comienzan mis intentos por tener un mejor huerto. Mejores tomates, mejores pepinos y zapallo!
Y aunue el huerto de invierno también es muy entretenido, justo se dio que tenemos una gatita nueva que se ha comido todas las lechugas que me tenían orgullosa… así es que espero con los dedos hechos agua, esos hermosos días de primavera, con olor a jazmín y tikitikitiiiii!
Todos los años hay un mini aprendizaje y el mío tiene que ver con el espacio. Hacer espacio donde no hay. En un patio a la antigua, de cemento y jardineras muy superficiales! qué hacer? dónde plantar!
Y entonces cada vez hay menos flores y más verduras…
En mis huertos de autoriego, que emulan la tierra para espacios pequeños. Pero este año además, en un huerto improvisado sobre una jardinera que la verdad es que era muy difícil de mantener!
Flores que no se daban porque tenía que luchar contra la Blanquita y la Rosita (perris) , que creían que no eran más que baños olorocitos a lavanda. Y yo enojada y frustrada plantando cubresuelo e instalando rejas que rompían todo el tiempo.
Así es que un día decidí que chao plantas ornamentales tipo lavanda y hola verdadero huerto con profundidad para plantar cuanta cosa se me ocurriera.
Y aquí estoy!
Fue tan fácil que creo que es importante compartirlo! Esto es algo que muchos podemos hacer en nuestras casas (aunque sean de puro cemento) o incluso en la parte verde vereda de afuera!
Es fácil y barato. (En verdad lo caro es la tierra y se puede llenar de a poco)
Y les juro que la sensación de construir algo con tus manos es una maravilla.
Pecho inflado, manos secas y huerto en proceso!

Aquí va el paso a paso

Materiales:
Madera para el espacio de tierra que quieras convertir. En mi caso es una jardinera grande, pero tenía que dejarles espacio a los perros y su baño 😒 (separándolo súper bien, por supuesto).
Entonces para mi jardinera, fueron:
– 4 Tablas de pino cepillado de 1×8″ de ancho y 3.20 mt de Largo  = 3.480 pesos c/u en el Sodimac.
– 1 Tabla de 2×2″ de ancho y 3.20 mt de Largo = 1.490 pesos c/u en el Sodimac.
– Serrucho
– Guantes
– Tornillos + Taladro o Destornillador Eléctrico.
– Barniz común y corriente. Cualquiera que proteja la madera un poco. Hay desde 3.500 pesos a 9.000 pesos…
– Brocha. Cualquiera… pongámosle 3.500 pesos, para una grande.

Tierra. Yo gasté 5.000 por sacos de 80lt en el Sodimac (que no es muy buena tierra) y 5000 por sacos de 60lt en un vivero.
Mezclé con sacos de arena de construcción, que cuestan 890 pesos cada uno. Y sacos de compost a 3500 pesos por 50 lt. en el Vivero que está en Loreley, en La Reina.
La mezcla con la arena sirve para la irrigación y drenaje de la tierra, además de abaratar costos en tierra. Porque llenar una jardinera de ese tamaño es CA-RO!

Entonces…
Lo primero es decirles que yo empecé con clavos y terminé con tornillos. NO USE CLAVOS! es la manera fácil y floja de hacerlo.
Cuando lo haces con clavos, empiezas es un lado y se te salen los clavos del otro.
Los tornillos son la mejor opción porque tienen hilo y ese hilo impide que se salgan las tablas al moverlo o llenarlo de tierra o etc… Así es que si en las fotos aparecen clavos, ustedes en sus mentes cámbienlos por tornillos. jeje
Aprenda de mi ñoña experiencia!

Después:
Medir el espacio y cortar las tablas acorde. Costar con serrucho es pan comido y aunque las dos primeras tablas van a ser un poco incómodas de cortar, para quien nunca ha usado un serrucho, las que vienen son facilitas! No hay excusas! Aprender a usar herramientas de todo tipo! (con guantes preferentemente)
Nosotros necesitábamos dos largas de 1×8″ con los 3.20 mt que vienen y además 4 cortas de 1 mt c/u, para los costados.
Y 7 tablas de 2×2″ para ir agarrando las tablas con tornillos. (como se ve en las fotos).
(Si es que tienes tierra debajo, como nosotros, puedes cortarlas un poco más largas y hacerles puntas como estacas, para enterrar la estructura en la tierra. Se entiende?)



La idea es juntar las dos tablas grandes de 8″ para hacer 16″. Para eso, tomas una de las tablas gordas cuadradas que cortaste en largo 16″ y las atornillas en las puntas.
En la siguiente foto se entiende que finalmente estas tablas cuadradas son las esquinas de tu huerto, en donde se afirman las tablas largas flacas. Y también afirman el huerto en la mitad, en el caso de que sea muy largo. Para darle estabilidad al asunto.

En las esquinas atornillar por lo menos 4 tornillos por lado.
En la parte larga, si es que lo haces de 3.20, vas a necesitar por lo menos 3 palos cuadrados para darle estabilidad.





(En esta parte la Oli dibujó todas las tablitas que sobraron y ahora tenemos un par de cuadros muy lindos!)

Si empiezas en la mañana, para la hora de almuerzo ya deberías tener lista la estructura.
Lo importante es tener medido y pensado todo antes, porque en corregir errores es en donde uno se demora.
Por ejemplo nosotros, tuvimos que hacer estacas para todos los palos cuadrados porque al tener solo 3 lados (uno es el muro) el asunto se doblaba un poco y no era tan estable como a mí me hubiera gustado.
Así es que tuvimos que cortar los palos cuadrados dos veces.

Luego cuando ya tienes todo instalado, es momento de pintar. Y esta parte no es solo para que se vea “más lindo” sino que esa capa de pintura va a hacer que el huerto te dure un poco más.



Luego llenar de tierra. Y como se ve en las fotos, nosostros no solo empezamos un un pedacito de tierra muy mini! sino que además todavía no lo hemos llenado.
Por lo que decía antes…
Llenar el huerto de tierra es lo más caro y a menos de que tengas una gran cantidad de plantas que meterle, creo que mientras todavía es invierno, no tiene nada de malo empezar por un pedacito.
Por ejemplo yo empecé por unas lechuguitas (que luego se comió mi gata 😭 ) Y un repollo.
También puedes empezar con rabanitos o zanahorias o incluso solo lechugas y otro tipo de verdes como rúcula!
Poco espacio, pocas plantas…
La Oli y Vicente fueron los más felices en esta parte del proceso. <3 !


Un fin de semana más tarde, fuimos a comprar el resto de la tierra a un vivero, así es que llené la mitad del huerto y planté además unas habas y cebollas.
Paso el dato que la parte de mezclar distintos tipos de tierras es un MEDIO EJERCICIO! quedé palacagá! jajajaja!

Justo ese día además cosechábamos unos cebollines de otra de las jardineras antiguas.
Nada más increíble que terminar la siembra, cosechando por otro lado! de eso se trata esto de armar huertos en la casa! De planificarse y tratar de tener un trabajo constante!
Que no se trate solo de plantar en primavera y cosechar tres meses después, porque entonces es fome!
Al huerto hay que ponerle amor y nutrirlo una vez al mes con un poco de humus! cosechar alguna cosita por aquí por allá!
Por eso es bueno tener cultivos de poco tiempo como rabanitos y hojas verdes tipo mostaza y tatsoi.
Puede que quizás la ensalada no salga completa de tu huerta, pero esas hojitas que hacen todo más rico e interesante pueden estar saliendo permanentemente de tu patio!
El cilantro, el perejil, orégano, tomillo, romero…
La acelga para las comidas de guagua! (Esto ya lo había dicho antes aquí)
Son pequeñas cosas que les muestran a nuestros hijos de donde viene lo que comemos <3!

Unas lechuguitas por aquí por allá!


Y de lo más emocionante que he cultivado, camotes <3! Que pueden buscar aquí 
Demasiado entretenido como experimento! Vimos como crecían sus raíces dentro de un vaso, los plantamos en la tierra y después los comimos a la parrilla!


Anímense con un huerto aunque sea pequeño.
Trabajar la tierra aunque sea en una escala muy ínfima, nos hace más nobles y concientes de la importancia de cuidar de nuestro planeta.

Si te gusta dale like! comparte!
Recuerda que…

Comments are closed.